54 9 223 525 2657

Comunicate con nosotrosinfo@adnempresario.com

Lunes, Agosto 03, 2020
Noticias económicas y empresariales

últimas noticias

Opinión > Editoriales

Por Matías FratiArgentina25 de Abril

Argentina dio un enorme retroceso al salir virtualmente del Mercosur

La pérdida de oportunidades comerciales que sufrirán las pymes es altamente inimaginable, todavía. La negativa de acompañar las negociaciones del bloque nos deja al margen de los acuerdos con Corea, Canadá y la India. Un mercado de mil millones de habitantes perdido. Y nos excluye de los acuerdos con la Unión Europea y EFTA, cuyo PBI per cápita es mayor al de la UE.

No hay precedentes de lo que hizo ayer la Argentina. Se desenganchó de la locomotora del Mercosur para quedarse aislado del mundo en materia comercial. Quienes más van a sufrir esta decisión política del gobierno de Alberto Fernández son las pymes, cuya única tabla de salvación era la exportación y el comercio exterior.

Argentina dio un paso importante en la historia de la región. Años batiendo el parche de la construcción de una América más integrada y unida, sólida para el desarrollo de sus pueblos, fueron pisoteados y tirados a la basura el viernes 24 de abril de 2020. El peor día para las páginas de los libros de historia diplomática de nuestro país.

Desde el Gobierno nacional, el canciller Felipe Sola y el Presidente Alberto Fernández, decidieron y comunicaron a la presidencia pre tempore del Mercosur, ubicada en Asunción, que este país -la Argentina- se marginará de las negociaciones comerciales que el bloque lleva adelante como tampoco participará de los futuros acuerdos a impulsarse.

                                                                                                                           

Argentina se autoexcluyó en forma expresa del acuerdo de la Unión Europea y el Mercosur y el EFTA

 

En este caso particular, estaba delante de las narices de los cuatro integrantes de la región la posibilidad de acordar este año con Corea del Sur y luego con Canadá y la India, un entendimiento comercial entre la región y esos países. Pero, además, la Argentina se autoexcluyó en forma expresa del acuerdo de la Unión Europea y el Mercosur, y del que se estaba trabajando con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA).

Los países que integran el bloque regional lamentaron la exclusión argentina de las negociaciones pero no por eso dejarán de avanzar. Seguirán trabajando el acuerdo aunque no esté la firma de nuestro país. En febrero de este año se había realizado la última ronda de negociaciones con Corea del Sur para continuar con las tareas que se iniciaron en mayo del 2018.

Es una verdadera oportunidad perdida. Si algo quedaba para que las empresas nacionales tuvieran esperanza de poder ponerse de pie, era la chance de comercializar con el mundo. Y eso no era para las grandes empresas sino para las pymes. Porque son las pequeñas y medianas empresas las que se benefician más con la integración internacional.

En un mundo donde todo es cada día más complejo, en lugar de buscar soluciones, el Gobierno sigue encontrando nuevos problemas.

Matías Frati
Periodista Especializado en Economía
Director de ADNEMPRESARIO
Email: matias@adnempresario.com

Dejá tu Comentario

Tambien puede interesarte

Complete los siguientes datos.

Cada vez más personas en Argentina, como usted, están leyendo y apoyando el periodismo de investigación independiente de ADN Empresario.
Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa y esencial para proteger nuestra independencia editorial. Si puede, apoye a ADN Empresario hoy desde tan solo USD 1.

donar

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando usted acepta nuestra política de cookies.

Acepto

Contacto

Complete el formulario para contactarse con nosotros.

54 9 223 525 2657

info@adnempresario.com