54 9 223 525 2657

Comunicate con nosotrosinfo@adnempresario.com

Sábado, Agosto 13, 2022
Noticias económicas y empresariales

últimas noticias

Opinión > Columnistas Invitados

Por Ramiro CastiñeiraArgentina27 de Julio

El BCRA ya no tiene un dólar

Hace años que la contabilidad creativa hace estragos en el balance del BCRA. Práctica que se inició en las épocas en que el INDEC decía que la economía crecía a tasas chinas y sin inflación, o que el ministerio de economía comunicaba que no había déficit fiscal. Desde diciembre de 2015 el INDEC volvió a decir la verdad y el Ministerio de economía sinceró la situación, pero el BCRA se quedó con su creativa contabilidad.

 

Si bien los números oficiales actualmente marcan que el BCRA dispone de USD40.000 millones de activos externos, la realidad es que ya no tiene un dólar propio. Los únicos dólares que le quedan al BCRA son dólares del sector privado y que respaldan sus depósitos en divisas en el sistema financiero por USD11.500 millones (encaje).

Incluso utilizando el criterio del FMI para estimar las reservas netas, al restar los encajes, el swap chino, la deuda con el BIS y otras deudas del BCRA con el sector externo, las reservas netas actualmente están en USD3.600 millones. Dicho de otra forma, el BCRA no tiene un dólar propio y solo le queda el oro como activo externo propio.

No es la primera vez que el BCRA llega a esta desesperante situación. En el año 2015 el Peronismo entregó el BCRA sin reservas a Cambiemos, además de ventas de dólar futuro por más de USD17.500 millones.

En 2019 Cambiemos entrega el Gobierno con USD12.400 millones de reservas netas, según estimaciones del FMI.

Este año, para el momento de la firma del acuerdo con el FMI, el BCRA nuevamente ya estaba sin reservas netas. El acuerdo permitió un desembolso que infló las reservas por USD4.000 millones, pero nuevamente cuatro meses más tarde ya sólo queda el oro en las arcas del BCRA por USD3.600 millones.

Sin dólares llegaron las restricciones a las importaciones que impuso el Gobierno a fin de junio. El BCRA otorgó prioridad al pago de importación de energía, afectando a todos los sectores de la economía por falta de insumos.

Para peor, la constante emisión monetaria, la falta de dólares y la corrida en los bonos en pesos disparó la brecha cambiaria a más de 150%, magnitud con la que dejó de ser rentable exportar desde Argentina.

Con esta brecha el sector agropecuario redujo notablemente el ritmo de liquidación de dólares y el BCRA lejos de comprar, acumula ventas netas por USD905 millones en julio, pese a todas las restricciones sobre las importaciones. Las medidas generaron un colapso de las importaciones y exportaciones en simultáneo.

Para entender el colapso exportador, vale advertir que el salto en la brecha cambiaria más las retenciones hizo que sea récord el nivel de expropiación que el Estado le hace a todo productor agropecuario, a punto tal que pierde sentido exportar.

Solo por la brecha cambiaria, cualquier exportación desde argentina el Estado expropia el 61% de lo que se exporte. En números, se exporta un dólar, pero se obtienen pesos para comprar 0,39 centavos de dólar libre.

Si tomamos el caso de la soja en particular con retenciones del 35%, implica que el Estado expropia el 74% de cada dólar exportado. Se exporta un dólar, pero se obtienen pesos para comprar 26 centavos de dólar libre.

No está de más recordar que con esos 26 centavos al productor todavía le falta pagar insumos, impuesto al cheque, ingresos brutos, seguridad social, ABL, bienes personales y si queda algo, 35% de ganancias.

Por supuesto que esta política económica destruye por completo no sólo el sector exportador, sino también toda la industria que se dedica al mercado interno. Simple, si nadie exporta implica que nadie podrá importar. Algo que quedó claro en julio.

La historia se repite. Usualmente cuando este modelo económico llega a este punto de falta de reservas y parate económico, el Estado suelta un poco la soga que estrangula al exportador y termina devaluando la moneda para reconocer la destrucción del peso que generó con la emisión. Establecer un tipo de cambio más alto para que el exportador encuentre sentido vender su producción con menor quita.

En definitiva, sea con salto discreto o devaluación acelerada, el mercado descuenta que el dólar oficial no se quedará mucho tiempo más en estos valores.

 

Columnista Invitado – Ramiro Castiñeira
Director de Econométrica S.A.

Dejá tu Comentario

Tambien puede interesarte

Columnistas InvitadosArgentina

Gastos ajustables

Complete los siguientes datos.

Cada vez más personas en Argentina, como usted, están leyendo y apoyando el periodismo de investigación independiente de ADN Empresario.
Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa y esencial para proteger nuestra independencia editorial. Si puede, apoye a ADN Empresario hoy desde tan solo USD 1.

donar

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando usted acepta nuestra política de cookies.

Acepto

Contacto

Complete el formulario para contactarse con nosotros.

54 9 223 525 2657

info@adnempresario.com