54 9 223 525 2657

Comunicate con nosotrosinfo@adnempresario.com

Jueves, Julio 07, 2022
Noticias económicas y empresariales

últimas noticias

Opinión > Columnistas Invitados

Por Jorge Vasconcelos y Mariano DevitaArgentina21 de Abril

¿Una secuencia de medidas al estilo del Plan Real puede ser una opción ante la aceleración inflacionaria?

La emisión monetaria de origen fiscal, muy expansiva a lo largo del segundo semestre de 2021, ha pasado a ser conservadora en el primer trimestre de 2022, por lo que la aceleración inflacionaria de este primer trimestre puede resultar paradójica. Pero, en realidad, era esperable por el rezago con el que actúa la política monetaria, y también por la distorsión de precios relativos que se venía acumulando, y que en marzo ha tenido una corrección todavía marginal, con ajustes de precios de combustibles y energía. A eso se agrega el impacto del shock externo desatado por la invasión de Rusia a Ucrania.

 

Desde mediados de 2020, las mediciones que apuntan a calibrar la “inflación reprimida” muestran un desfase anual superior a los 8 puntos porcentuales. Desde diciembre de 2018, el promedio simple de las tarifas de agua, gas y electricidad en CABA registró una variación de 75%, entre una cuarta parte y un tercio del guarismo acumulado por la inflación núcleo, que fue de 254 %.

La aceleración inflacionaria aviva el debate acerca de qué hacer. La opción de convivir con la inflación y seguir acentuando la distorsión de precios relativos con controles más estrictos es un enfoque muy riesgoso, porque en el actual andarivel de suba mensual de precios los escenarios tipo “Rodrigazo” no pueden ser desechados

Combatir la inflación en base a un enfoque gradualista, apuntando a una escalera descendente de las tasas anuales en años sucesivos puede ser factible con guarismos en torno al 20 % anual. Pero, cuando la suba de precios se instala en torno al 60 % anual, el camino gradualista no parece recomendable para un país de creciente indexación de variables como es la Argentina,

Las reformas y ajustes que se deben hacer para implementar la dolarización son las mismas que se necesitan para bajar la tasa de inflación, pero sin perder la autonomía monetaria. Dadas las reservas propias con que cuenta actualmente el BCRA, implementar una dolarización de jure implica una muy fuerte devaluación previa para canjear las pocas divisas existentes por todos los pasivos monetarios del Central.  En una economía con un nivel de pobreza cercana al 40%, hay que advertir que la licuación de los pasivos del Banco Central tiene como contrapartida los activos del sector privado. Además, el Banco Central no podría ejercer su rol de prestamista de última instancia, mientras que, frente a shocks externos, el ajuste del tipo de cambio real se realizaría mucho más lentamente, a través del a través del mecanismo de la deflación, con consecuencias negativas sobre el empleo

Otra opción,  superadora de la pulseada gradualismo vs dolarización se basa en la experiencia del Plan Real de Brasil, un programa de estabilización de shock pero “secuenciado”. Fue anunciado a fin de 1993 y aprobado en el Congreso,  pero el “Real” recién entró en circulación el 1ro de julio de 1994. Los contratos se desindexaron, con una transición en la que se utilizó sólo en forma temporal la equivalencia de 1 a 1 entre la nueva moneda y el dólar, pero lo que dio credibilidad inicial al plan fue una política fiscal que duplicó el superávit primario del sector público, de 2,3 % del PIB en 1992 a 4,3 % en 1994. Por su diseño, la materialización y el éxito del “Plan Real” dependía enteramente del tratamiento por el Congreso de las leyes presentadas por el Ejecutivo. Pero, a su vez, las inevitables medidas de ajuste fiscal quedaron conectadas directamente ante la opinión pública como el paso necesario para que la tasa de inflación se desplomara

 

Columnistas invitados - Jorge Vasconcelos y Mariano Devita
Editorialistas del IERAL – Fundación Mediterránea

Dejá tu Comentario

Lo más Destacado

recibí nuestras noticias

Suscribite para recibir noticias

Tambien puede interesarte

Complete los siguientes datos.

Cada vez más personas en Argentina, como usted, están leyendo y apoyando el periodismo de investigación independiente de ADN Empresario.
Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa y esencial para proteger nuestra independencia editorial. Si puede, apoye a ADN Empresario hoy desde tan solo USD 1.

donar

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando usted acepta nuestra política de cookies.

Acepto

Contacto

Complete el formulario para contactarse con nosotros.

54 9 223 525 2657

info@adnempresario.com