54 9 223 525 2657

Comunicate con nosotrosinfo@adnempresario.com

Miércoles, Diciembre 01, 2021
Noticias económicas y empresariales

últimas noticias

EconomíaArgentina15 de Octubre

Aseguran que el ingreso de un pedido textil puede demorar hasta 6 meses

Es uno de los sectores más golpeados por la pandemia, y al día de hoy uno de los que sigue luchando fuertemente por disminuir las trabas que impiden importar en tiempo y forma. Entre los requisitos, se piden el SIMI y la DJCP, cuyos tiempos de aprobación pueden durar meses.

Emprender es un desafío. Poner todas las fichas en un negocio e idea propia es una aventura que en la mayoría de los casos está rodeada de obstáculos por sortear. 

Si bien, el mundo de todos los emprendedores se basa en luchar constantemente por alcanzar el objetivo, algunas industrias hacen el camino más fácil, mientras que en otras, avanzar, parece casi imposible. 

“Emprender en el mundo de la indumentaria en Argentina, es todo un desafío. Sobre todo en los últimos tres años donde pasamos por varias crisis económicas propias de Argentina, sumado a una pandemia global. Por lo cual, el principal requisito para lanzar un negocio en esta industria y en este país, es la paciencia”, explica Sole Silva, creadora de Sole Silva Textiles, empresa importadora y exportadora de telas y proveedora de las principales marcas del país. 

Mientras que la producción dentro del país aumentó -un 42,5% interanual en el primer semestre del año-, las trabas a las importaciones crecen cada vez más, lo que enlentece los procesos y encarece ampliamente el precio de los productos finales. Al día de hoy, traer productos del sector textil desde otros países, hacia Argentina, puede tardar desde 6 meses, hasta un año

Los procesos de aprobación son muy lentos y a ellos se le suman cada vez más requisitos que terminan convirtiéndose en trabas. Entre ellas se encuentran: 

  • Licencia de importación (SIMI): procedimiento administrativo que permite monitorear las importaciones y garantizar el cumplimiento de las regulaciones de seguridad básicas de los productos importados.
  • Declaración Jurada de Composición de Productos (DJCP): un documento solicitado por el gobierno, sobre la composición porcentual de las fibras, o de los materiales constitutivos, con el objeto de respaldar la veracidad de la información declarada en el etiquetado o rotulado de tales productos, según corresponda.
  • Pedido de amparo: si bien este no es un requisito, termina siendo una instancia a la que llegan muchos importadores para que el gobierno les apruebe el SIMI, y que les significa: más tiempo e insistencia, y también, un abogado pago que gestione el documento.


“Cuando decidimos importar no queda otra que armarse de paciencia, y levantar todos los días el teléfono y llamar para preguntar en qué estado está la situación. Por ello, la constancia y la perseverancia se convierten en los factores principales a la hora de querer emprender en esta industria”, comenta Sole Silva.

Dejá tu Comentario

Complete los siguientes datos.

Cada vez más personas en Argentina, como usted, están leyendo y apoyando el periodismo de investigación independiente de ADN Empresario.
Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa y esencial para proteger nuestra independencia editorial. Si puede, apoye a ADN Empresario hoy desde tan solo USD 1.

donar

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando usted acepta nuestra política de cookies.

Acepto

Contacto

Complete el formulario para contactarse con nosotros.

54 9 223 525 2657

info@adnempresario.com