Mediante un decreto, el Poder Ejecutivo Nacional determinó las fecha que, el año próximo, será utilizadas como "días no laborables con fines turísticos".


A diferencia de lo que sucede con los feriados que se producen durante los fines de semana largo, estos días no son obligatorios desde el punto de vista laborable para los trabajadores ni tampoco para los empleadores, que deben avisar a los empleados si la empresa o establecimientos operará en ese día o no.
Así, el año que viene habrá tres días con fines turísticos: el lunes 23 de marzo debido a que el Día de la Memoria será el 24 y es no trasladable; el lunes 10 de julio, por ser el Día de la Independencia el domingo previo y también ser inamovible; y el lunes 7 de diciembre, en la víspera al feriado que no se modifica del Día de la Concepción de María.
Otro elemento para destacar y a tener en cuenta es cómo opera el corrimiento de aquellos feriados que sí pueden trasladarse en la semana. Los que coincidan con días martes y miércoles se adelantan al lunes previo a la fecha conmemorativa, en tanto que los que coincidan con jueves y viernes se trasladan al lunes siguiente.
El decreto nacional que dispone las fechas designadas como días no laborables con fines turísticos es el 717/19 y tiene por objeto configurar el calendario de feriados del año siguiente, por eso debe ser librado por el gobierno en el año anterior al que regirán las fechas.