Aunque todavía no tiene fecha cierta de inicio de las operaciones, el ex frigorífico Sadowa ya tiene habilitación municipal y podrá comenzar a funcionar, nuevamente, desde Mar del Plata con su actividad de faenado y procesamiento de carnes vacunas, como lo hacía años atrás.


Luego de varios meses de trámites en áreas municipales, la empresa consiguió que le dieran por cumplimentado el trámite necesario para poder realizar sus tareas y, de esta manera, ampliar las posibilidades de empleo entre los vecinos de la región.
La nueva denominación empresarial el SIPER, una empresa que responde al empresario italiano Eugenio Sangregorio, quien estuvo tiempo atrás en Mar del Plata manteniendo diferentes reuniones oficiales para poder poner en operaciones el establecimientos, que está ubicado en la zona norte del partido de General Pueyrredon.
Sangregio anticipó, en reuniones que mantuvo con funcionarios municipales, que su empresa está en condiciones de generar 300 nuevos puestos de trabajo. Por eso fueron importantes las tareas de acondicionamiento del edificio como así también las nuevas obras que debieron realizarse para poder lograr la habilitación muncipal.
Sadowa fue un establecimiento que empleó a muchos marplatenses, pero la debacle de los años noventa impidió que la actividad pudiera desarrollarse de manera continuada. Unos años después tuvo un par de intentos de puesta en valor, incluso volvió a operar en manos de otro grupo empresarial, pero no tuvo la posibilidad de permanecer por distintas circunstancias del mercado.
Ahora, con Sangregorio y la empresa SIPER, se espera que pueda desplegar el potencial que supo alcanzar y que vuelva a ser un motor importante de la industrialización de carne vacuna, no solo apuntalando el consumo en el mercado interno sino también en el contexto internacional.