Ambos países celebraron la realización de una mesa de trabajo donde se definió la posibilidad de que nuestro país vuelva a ser proveedor de Chile, tras 11 años de haber perdido esa condición. Un cambio en la política energética nacional fundamental. 

 

El ministro de Energía, Javier Iguacel, reveló que en octubre “vamos a volver a exportar gas a Chile luego de 11 años”, luego de un encuentro que mantuvo en Santiago, Chile, con su par trasandina Susana Jiménez.
Los titulares de las carteras energéticas mantuvieron un encuentro para analizar los alcances de la mesa de trabajo binacional que se creó en el acuerdo de importación, exportación y comercialización de recursos energéticos entre ambos países.

“Vaca Muerta nos va a dar gas en mucha abundancia para que tanto los habitantes de Argentina como Chile disfruten de un gas mucho más barato" (Javier Iguacel, ministro de Energía de la Nación)

En un informe de prensa que emitió el ministerio de Energía se indicó que este acuerdo ya ve sus primeros resultados. Luego de la reunión de ambas autoridades, se pudo confirmar la importación de gas natural no convencional desde Argentina a partir de octubre de este año, en particular, desde Neuquén hacia el Bio Bío.
Además, se conversó el estado de la producción de gas no convencional en la Cuenca Austral y las eventuales exportaciones de gas natural a la Región de Magallanes, reafirmando el interés de Chile por contar con suministro de gas natural argentino para la zona sur y austral.
“Vaca Muerta nos va a dar gas en mucha abundancia para que tanto los habitantes de Argentina como Chile disfruten de un gas mucho más barato, logrando una economía mucho más limpia, más verde, con menos contaminación”, aseguró el ministro Iguacel.
El foco del encuentro se centró en las medidas para implementar el Protocolo de Acuerdo de exportación, importación, comercialización y transporte de energía eléctrica y gas natural firmado en abril pasado por los Presidentes Sebastián Piñera y Mauricio Macri.

Existe gran interés de Chile por contar con suministro de gas natural argentino para la zona sur y austral.

En el acuerdo se establece que estas operaciones podrán realizarse siempre que no comprometan el abastecimiento interno, no afecten la seguridad de la operación, ni la calidad y confiabilidad de los servicios de transporte y distribución de gas natural y de electricidad de cada país.