En la planta local trabajan más de 750 empleados y se fabrican las marcas Lay's, Doritos, Twistos, Toddy y Quaker para Argentina y la región. La compañía reforzó su compromiso con el país por medio de una inversión técnica y estructural en seis nuevas líneas de producción en Mar del Plata. 

 

Con un acto realizado hoy, PepsiCo, compañía global de Alimentos y Bebidas, inauguró la ampliación de su planta de Alimentos de Mar del Plata. Con una inversión de u$s 28,7 millones entre 2017 y 2018, se agregaron 7.490 metros cuadrados cubiertos y se sumaron 6 líneas de producción, que permitieron aumentar en aproximadamente un 80% la capacidad productiva de snacks salados. El establecimiento emplea actualmente a más de 750 personas y abastece de snacks salados y galletas dulces al mercado interno y exporta también a Chile, Uruguay y Paraguay.
El evento contó con la presencia de autoridades gubernamentales. También estuvieron presentes los productores agropecuarios de papa, maíz y avena que son socios estratégicos de la cadena de valor de PepsiCo, así como otros proveedores, y distribuidores, entre otros invitados especiales.

PepsiCo compra anualmente en promedio 50 mil toneladas de papa, de las cuales, más del 80% proviene de las zonas de Balcarce, Tandil y Otamendi.

Para la compañía, compartir este hito con toda la cadena de valor, es un paso más en la ejecución de la visión corporativa “Desempeño con Propósito”, convicción fundamental de que el éxito de la compañía está intrínsecamente vinculado a la sustentabilidad del mundo que nos rodea.

Crecimiento sostenido

En los últimos diez años PepsiCo invirtió más de u$s 176 millones; transformándola en una de las plantas multicategoría más importantes en Latinoamérica. La fábrica cuenta actualmente con un total de 14 líneas de producción; y pasó de tener 70 empleados a más de 750 en los últimos once años.
La nueva línea de papas fritas es la más reciente instalación de PepsiCo en el mundo y una de las más dúctiles, lo que permite que la planta procese cerca de 200 toneladas de papa cruda por día.
Esta mejora tecnológica también ha tenido un fuerte impulso en el desarrollo de talento, realizándose numerosas capacitaciones y entrenamientos dentro y fuera del país para los operarios que ahora manejan diariamente tecnología de última generación.
Ocupando actualmente más de 4 hectáreas cubiertas en el Parque Industrial General Savio, la planta se encuentra cercana a la matriz productiva de papa y a los productores que proveen avena y maíz a la compañía. En Argentina, PepsiCo compra anualmente en promedio 50 mil toneladas de papa, de las cuales, más del 80% proviene de las zonas de Balcarce, Tandil y Otamendi.

Presencia de autoridades

“Estamos orgullosos de inaugurar la expansión de nuestra planta en Mar del Plata, empleando y capacitando argentinos para que operen tecnología de última generación en la producción de nuestras más importantes marcas globales de snacks y galletitas, para la Argentina y para exportar a la región. Como argentino, con responsabilidad sobre más de 40 países en la región, siento un gran orgullo de poder afianzar el compromiso de PepsiCo en la Argentina”, señaló Roberto Martínez, Presidente de PepsiCo Alimentos para Centroamérica y Sudamérica.

Con una inversión de u$s 28,7 millones entre 2017 y 2018, se agregaron 7.490 metros cuadrados cubiertos y se sumaron 6 líneas de producción.

En la planta de Mar del Plata se producen importantes marcas como Lay´s, Quaker, Twistos, Doritos, Tostitos, Toddy, Cheetos, 3D´s, De Todito, Pehuamar, Pep, Bun, y KesBun.
Desde su establecimiento en Mar del Plata en 1997, PepsiCo ha ido fortaleciendo su compromiso con la zona y con todo el país, a través de la inversión en innovación e infraestructura, el desarrollo de talento, la creación de relaciones a largo plazo con los productores agropecuarios y el apoyo a la comunidad a través de Fundación PepsiCo.