La semana pasada se desarrolló la inauguración de la nueva sede de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN), que ya opera en el corazón del puerto de Mar del Plata.
Luego del acto protocolar se firmó un importante acta acuerdo entre la ABIN, la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA) y el Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval de la República Argentina (SAONSINRA).
Este hecho es trascendente dado que las entidades se comprometieron a trabajar conjuntamente e invitando todo el sector, a través de astilleros y talleres, a fin de trabajar en el análisis, actualización y unificación de los convenios colectivos de trabajo vigentes.
En el contexto actual, donde -generalmente- los sindicatos evitan tocar los convenios desde lo estructural impidiendo la modernización de los mismos, este acuerdo recobra valor estratégico y le da un fuerte caracter innovador a las relaciones laborales.
Luego de la firma, donde el secretario del SAONSINRA, Juan Speroni, fue uno de los que avaló el acta, las partes firmantes explicaron que se alcanza este acuerdo porque "existen importantes asimetrías, que no sólo generan inequidades entre los mismos obreros navales, sino también entre las empresas, lo que genera otra de las limitaciones que terminan perjudicando a todos a la hora de ganar en competitividad, de consolidar el mercado interno y aprovechar -incluso- posibles oportunidades en el exterior".
Para los miembros de ABIN el pasado viernes fue un día que venían esperando desde hace mucho tiempo, precisamente 15 años, desde la conformación de la cámara. Así lo hizo saber el presidente de la entidad industrial, Jorge Varela, quién públicamente resaltó que la nueva sede "brinda la oportunidad del diálogo con distintos sectores, frente al momento preocupante y difícil por el que atraviesa la industria argentina".
Del acto oficial participaron todos los sectores destacados que hacen a la industrian naval en la provincia de Buenos Aires y en el contexto nacional, como el caso de la Asociación de Industriales Metalmecánicos de la República Argentina (ADIMRA), Confederación Argentina de la mediana Empresa (CAME), Unión del Comercio, la Industria y la Producción de Mar del Plata (UCIP), Cámara de Profesionales de Quequén (CAPROC), Unión Industrial Marplatense, Universidad Tecnológica Nacional Regional Mar del Plata, Consorcio de Gestión de Puerto Rosales, Consorcio Regional Portuario de Mar del Plata, la Casa de la Producción Mar del Plata, Prefectura Naval Argentina, la CGT de General Pueyrredón, entre otros.
Miguel Ángel Sánchez, vicepresidente de ABIN y gran impulsor de esta nueva iniciativa instutucional, resumió claramento la visión y la misión de la cámara al señalar que "somos una asociación que promueve, estimula, desarrolla y defiende a la industria naval argentina. Es decir, hacemos honor a los objetivos de nuestro estatuto social y a cada uno de sus artículos. Cumplimos, hacemos, vamos. Defendemos sin fanatismos, participamos sin especulaciones, hacemos sin mezquindades. Por eso, como institución estamos muy sólidos y desde esa base podemos trabajar mejor".
A excepción de Anibal Vanoli, quien no estuvo por cuestiones de salud, estuvieron presentes los dos ex presidentes de la ABIN, Horacio Tettamanti y Miguel Ángel Sánchez. Junto al actual presidente, Jorge Varela, y a Vanoli, han tenido a su cargo la conducción de la entidad empresaria que surgió desde Punta Alta y se confirmó el 19 de noviembre del 2004, en Necochea, cuando se configuró el Acta Constitutiva de ABIN.