A partir de abril de este año, los aumentos se pagarán de manera bimestral, según lo acordado entre la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) y las tres cámaras sectoriales que tienen firma en la negociación paritaria del sector.
Esa es una de las novedades que aporta la nueva paritaria de los empleados de comercio, que cubre a un millón doscientos mil trabajadores en todo el país.
Lo confirmado por el secretario general de la FAECYS, Armando Cavallieri, es que se concretó un aumento del 30 por ciento desde el último sueldo del trabajador percibido por abril. Esto implica que la nueva escala salarial alcanza a las tareas prestadas desde el inicio del mes de mayo en adelante.
Otra de las novedades es la cláusula de garantía que se incorporó al acuerdo. No es una cláusula automática, que imponga el pago de la diferencia entre el 30% firmado y el nivel del costo de vida referenciado por el INDEC. En este caso, la cláusula es una garantía entre las partes de que volverán a sentarse a negociar si ocurre que la inflación supere lo pactado.
En el plano local, el Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica, Guillermo Bianchi, le dijo a ADNEMPRESARIO que “ha sido una paritaria que viene a dar un poco de respiro ante tanta desilusión económica”, tomando como contexto la situación general de los argentinos y de los trabajadores en particular.
Bianchi expresó que “en el marco de los grandes conflictos económicos que tiene la Argentina, cerró una paritaria del 30% con una cláusula de revisión que nos permite afrontar los primeros meses. Si bien no satisface porque pensamos que el piso de inflación será del 30%, entendemos que nos da un marco para evaluar el comportamiento de la inflación y el ajuste que vamos a reclamar si se supera ese porcentaje”.
Acerca de la implementación del acuerdo, Cavallieri dijo que “el porcentual acordado conjuntamente con las tres cámaras empresariales del sector establece un incremento del 30% anual respecto de las remuneraciones percibidas hasta la fecha”.
El dirigente sindical sostuvo que tanto la actualización salarial como la cláusula de garantía permiten resguardar el poder adquisitivo de más de un millón de trabajadores.