En enero la ocupación estuvo por encima del 85% de las plazas hoteleras entre los días jueves y domingo. Las expectativas para febrero anticipan un crecimiento del 10 al 13% comparado con 2018.

 

La subsecretaria de Turismo de la Provincia de Buenos Aires, Martina Pikielny, destacó que los destinos turísticos de la Provincia recibieron en el mes de enero más turismo que el año pasado.
Al respecto, explicó que “se están desarrollando estrategias creativas que incorporan las modalidades y nuevos comportamientos de quienes eligen la Provincia como destino turístico.”
La provincia de Buenos Aires es el destino de la Argentina que mayor cantidad de plazas ofrece: hay 180.000 opciones de alojamiento; el segundo es Córdoba, con 130.000. “Por eso hablamos de un número muy bueno de ocupación en enero, con una variación interanual positiva. Vino más turismo que el año pasado”, sostuvo Pikielny.
En relación con el balance general de la temporada, la funcionaria explicó que a “todas las cifras y números hay que ponerlos en contexto porque, si no, no se comprende el universo del que estamos hablando”, y agregó: “La mayor concentración de plazas está en la costa y, específicamente en Mar del Plata, hay 55.000. Por eso los porcentajes de ocupación, que superan el 85% de jueves a domingo, nos hablan de una gran cantidad de personas que están eligiendo nuestra costa atlántica para sus vacaciones.”

Nuevas modalidades turísticas
Pikielny enfatizó que la Provincia desarrolla estrategias que incorporan las modalidades de viajes cortos, muchas veces improvisados, como escapadas no planificadas, a modo de “micro cortes” en la actividad laboral.
Al respecto dijo que “en las mediciones que hacemos todas las semanas encontramos una variación muy grande, de entre 8 y 10 puntos, en la previa al fin de semana, en comparación con el nivel de ocupación efectiva, que se mide lunes y martes. Eso significa que el turista de la Provincia se autogestiona, viaja directamente, muchas veces sin reservas y teniendo en cuenta el pronóstico del tiempo. Por eso, trabajamos con todos los sectores para responder a las necesidades de estas modalidades, generando atractivos que movilicen la decisión del viaje, sumando plazas formales, porque va creciendo la dispersión de opciones que se encuentran por Internet, y siempre protegiendo a la industria para cuidar al turista”.
Para la subsecretaria de Turismo la gastronomía es un punto importante en la oferta provincial: “tenemos, además, una estrategia que es la instalar y fortalecer el turismo gastronómico. La Provincia tiene excelentes productos gastronómicos, que son reconocidos en todo el mundo, desde frutos del mar, hasta alfajores y salamines. Ese es uno de los grandes motores actuales del turismo, porque mucha gente viaja para comer rico”.
Finalmente, Pikielny se refirió a las perspectivas para el mes de febrero y destacó: “Son muy alentadoras, tanto en la costa, como en las sierras, en las que la variación con respecto al año pasado es entre un 10 y un 13%, lo cual es un número muy grande de turistas que se suman a este tipo de destinos”.