54 9 223 525 2657

Comunicate con nosotrosinfo@adnempresario.com

Lunes, Agosto 03, 2020
Noticias económicas y empresariales

últimas noticias

Opinión > Editoriales

Por Matías FratiArgentina09 de Junio

Pelos y señales

El anuncio sobre la intervención y futura expropiación de la empresa exportadora de granos Vicentín, que ayer realizara el Presidente Alberto Fernández, abre un nuevo tiempo en la Argentina.

A partir de ahora, la mayoría de los empresarios empiezan a sentir, ya no como un eufemismo, que la coptación de su trabajo de años puede pasar a manos del Estado, de un momento a otro.

La señal es pésima para el conjunto de la economía nacional, a pesar de que el propio Fernández se encargó de rematar su anuncio diciendo a los periodistas "y no se crean que esto es Venezuela". Pero todo eso podría decirse que es secundario y que forma parte del cotillón necesario de la actividad política. Lo preocupante está en otro lado.

 

Si el chanco es negro, es por su pelaje

Por estos tiempos en los que el Estado se esfuerza por cubrir las necesidades de millones de argentinos que no pueden mantener sus trabajos llegándoles con el IFE, o pagando la mitad de los salarios con el ATP y reforzando las asignaciones universales por hijo y por embarazo, da para preguntarse si es momento para destinar dinero a la obtención de una empresa privada.

El caso Vicentín no es un ejemplo de éxito, como algunos creen. Llega a esta situación concursada, con un pasivo superior a los mil quinientos millones de dólares de los cuales 800 millones de dólares son deudas con acreedores extranjeros y el resto son deudas con los bancos, entre ellos el Banco Nación.

La trampa alrededor del tema es que para salvar las fuentes de trabajo, el Gobierno va a comprometer más de mil quinientos millones de dólares a través de una futura expropiación, por la que va a tener que pagarle al propietario de la compañía, y luego deberá asumir la deuda como propia.

Todo hace pensar que, en este contexto desfavorable de la operación, quién mejor saldrá parado es "don Vicentín", dado que si bien cederá su empresa en realidad lo que está haciendo es quitarse de encima una mochilla tan pesada como el equivalente a la deuda por -otra vez lo resalto- más de u$s 1.500 millones.

Solo para darle dimenión al tema vale decir que se calcula que las reservas líquidas del Banco Central de la República Argentina son de casi ocho mil millones de dólares.

Por lo explicitado hasta ahora, todo se le parece más a un salvataje que a otra cosa. Lo importante, luego de cómo termine la cuestión de intervención y expropiación, será qué rol juega la empresa en el mercado exportador ya que es la sexta comercializadora de granos más grande del país y como actúa, puertas adentro, en el arbitraje de precios en el mercado interno.

 

Por Matías Frati (@matiasfrati)
Director de ADNEmpresario.com
Email: matias@adnempresario.com

Dejá tu Comentario

Tambien puede interesarte

Complete los siguientes datos.

Cada vez más personas en Argentina, como usted, están leyendo y apoyando el periodismo de investigación independiente de ADN Empresario.
Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa y esencial para proteger nuestra independencia editorial. Si puede, apoye a ADN Empresario hoy desde tan solo USD 1.

donar

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando usted acepta nuestra política de cookies.

Acepto

Contacto

Complete el formulario para contactarse con nosotros.

54 9 223 525 2657

info@adnempresario.com