54 9 223 525 2657

Comunicate con nosotrosinfo@adnempresario.com

Lunes, Agosto 03, 2020
Noticias económicas y empresariales

últimas noticias

Opinión > Editoriales

Por Matías FratiArgentina14 de Mayo

Decí (ciento) treinta y tres

Las muchas causas que generan presión sobre el precio del dólar pueden explicarse, de una u otra manera. Lo que no se puede pronosticar es cuál será el precio tope que alcance la divisa norteamericana.

Con el dólar paralelo a 133 pesos, la brecha cambiaria comparando este valor con el del dólar oficial que se ubica en $ 70 es la más alta desde el año 1989. Se encuentra en el 90% de diferencia entre una punta y la otra, lo que hace demasiado difícil seguir de cerca las variables de la economía argentina.

Las razones para que se de esta situación son varias. Los economistas dirían -porque así les gusta- sostener que el problema es "multicausal". Entonces enumeremos y expliquemos algunas de esas causas.

Quien tiene pesos no confía en la moneda. Por eso, para intentar ahorrar o mantener el dinero, lo que hace es variar de pesos a dólares, buscando un resguardo de valor confiable y que le ayude a sostener la capacidad de compra y el poder adquisitivo del salario.

Las tasas de interés para los plazos fijos están pisadas, dado que se ubican en el 26% mientras que la expectativa de inflación está en el 40%, en los casos más optimistas y según la proximidad o el interés de los consultores con el Gobierno y sus adláteres.

                                                                                                                                                                       

No pueden comprar dólares quienes tengan crédito a tasa cero para monotributistas ni empresas que reciben ayuda para pagar salarios.

 

En los últimos días, el Gobierno prohibió que las personas que compraron dólares en el mercado oficial ($ 70 más el impuesto solidario que lo llevan a $ 91) compren en el MEP, la otra operatoria legal donde operan las empresas y donde lo hacían las sociedades de bolsa. Además, tampoco pueden comprar dólares quienes hayan obtenido el crédito a tasa cero para monotributistas y autónomos ni las empresas que reciben ayuda para pagar salarios.

Y el otro gran factor es la emisión monetaria. Todo hace suponer que cuando se alivie la cuarentena y pase la pandemia, la demanda contenida de bienes y servicios dispondrá de muchos billetes nacionales que se pueden ir corriendo a la compra de productos generando un cuello de botella por el lado de la oferta, lo que encarecerá los bienes y elevará la inflación.

Todo esto sin relevar ninguna de las variables externas donde hay una que es clave: los exportadores no liquidarán divisas porque si lo hacen, reciben un precio que no se condice con la realidad. Esto generará falta de dólares para el Gobierno, ya que no hay posibilidad de acceso a los mercados de crédito internacional por la situación de default inminente.

Con este panorama, sacar conclusiones le corresponde -de manera individual- a cada uno. La gran pregunta es ¿cuál es el techo?

Dejá tu Comentario

Tambien puede interesarte

Complete los siguientes datos.

Cada vez más personas en Argentina, como usted, están leyendo y apoyando el periodismo de investigación independiente de ADN Empresario.
Cada contribución del lector, grande o pequeña, es muy valiosa y esencial para proteger nuestra independencia editorial. Si puede, apoye a ADN Empresario hoy desde tan solo USD 1.

donar

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar navegando usted acepta nuestra política de cookies.

Acepto

Contacto

Complete el formulario para contactarse con nosotros.

54 9 223 525 2657

info@adnempresario.com