Para el IERAL, perteneciente a la Fundación Mediterránea, entre los meses de julio y agosto la recaudación de impuestos había reflejado un alivio en la marcha de la recesión, pero en septiembre puede volver a empeorar.


Así se desprende del informe publicado en los últimos días y al que tuvimos acceso, donde se describe que “luego de caer 10,9% interanual en términos reales en el segundo trimestre, la recaudación de impuestos asociados al mercado interno había recortado parcialmente esa merma en julio y agosto”.
Sin embargo -clara el trabajo también, que- “la caída de recaudación de estos últimos meses, del orden del 7,0% interanual, podría empeorar en los próximos meses”.
Para Marcos O’Connor, autor del paper, “la recaudación de impuestos asociados a las importaciones mostró sus peores registros en los meses de marzo y abril de este año” y especifica que tuvo “una caída interanual (en dólares) del orden de 47%”.
Por otra parte, O’Connor resalta que “los ingresos por IVA aduana y aranceles de importación están correlacionados con las compras al exterior de insumos intermedios, que a su vez tienen que ver con el ciclo económico”, y refleja que “en julio, la caída de aranceles de importación se había recortado a sólo 3,1% interanual, pero en agosto el rojo se profundizó a 14,3%”.