En Automechanika Buenos Aires 2018, tanto AFAC como FACCERA, y las principales organizaciones de la industria impulsan la lucha contra el mercado ilegal de autopartes. Reclaman más controles, nuevos mecanismos de prevención y conciencia entre los usuarios. 

 

Según datos de la Policía Federal, sólo en los primeros ocho meses del año se secuestraron 8.430.460 autopartes robadas con destino a abastecer el mercado ilegal.
Dicha cifra representa un valor superior a los $19.000 millones, y es casi el doble de la cantidad de piezas secuestradas en 2017, según publican distintos medios de comunicación en base a datos del Ministerio de Seguridad de la Nación.
Desde los organismos de control como desde la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), la Federación Argentina de Cámaras de Comerciantes en Repuestos Automotor (FACCERA) y otras instituciones asociadas se mantienen los reclamos por la necesidad de hacer controles más fuertes que acompañen la lucha contra los desarmaderos ilegales, ante el aumento de un 18,3% -a nivel nacional- del robo de vehículos para la venta ilegal de piezas.

En los primeros ocho meses del año se secuestraron 8.430.460 autopartes robadas

Desde el lugar del consumidor, el principal argumento para que no adquiera un repuesto en un desarmadero ilegal es que se trata de una actividad ilícita, de la cual se convierte en cómplice al no considerar el origen de la pieza. Ante la duda de por qué no conviene adquirir autopartes en el mercado ilegal, la primera respuesta es indiscutible: porque si sale barato, alguien lo pagó muy caro, y con esta acción el comprador está fomentando la existencia de este mercado ilegal.
El segundo argumento tiene que ver con la seguridad del usuario, ya que estas piezas no cuentan con el aval necesario que garantice su funcionamiento al 100%. Si se trata de una pieza de seguridad, la persona o los pasajeros corren un grave riesgo. Es importante tener en cuenta que esta acción afecta directamente la mecánica general del auto, ya que estas piezas presentan desgastes que pueden ocasionar daños a otras partes del vehículo.
Lo que los usuarios deben tener presente es que estas piezas no cuentan con garantías y que, además, participar de este mercado ilegal es una acción que no sólo afecta al usuario final sino que influye directamente sobre el empleo nacional y la cadena de valor local del sector.
En el marco de la exposición Automechanika Buenos Aires 2018 se mantiene vigente el slogan: “Si te salió barato, alguien lo pagó muy caro”, haciendo referencia no sólo al costo de la pieza sino al costo real que tiene para el usuario de la autoparte ilegal y para la industria automotriz y de autopartes local.
En este sentido, es importante tener en cuenta que existe una ley de desarmaderos a partir de la cual se especifican las autopartes usadas que se pueden comercializar y adquirir, siendo este tema uno de los principales en la agenda de las cámaras e instituciones asociadas a la muestra.
Son varias las campañas impulsadas desde organizaciones como la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC), desde las que se insta la compra autopartes en establecimientos oficiales, que cuenten con las certificaciones necesarias, recordando que es responsabilidad del usuario exigir calidad, seguridad y respaldo, sin olvidar que una factura de compra es la mejor de las garantías.
Automechanika Buenos Aires 2018, la Exposición Internacional Líder de la Industria Automotriz dirigida a visitantes profesionales de Sudamérica se desarrollará del 7 al 10 de noviembre en La Rural Predio Ferial.