Luego del importante ajuste de 2018 en los salarios estatales de provincias, el 2019 apunta a una recuperación, de la mano del proceso electoral. Así lo entienden desde la Fundación Mediterránea, que preside la empresaria Pía Astori.

En el informe al que EL GUARDIAN MDP tuvo acceso, la Fundación destaca que entre 2012 y 2017, la masa salarial del sector público provincial había aumentado 11% en términos reales, variación que contrasta con una caída del sector privado formal de 1% para igual período.

Sin embargo, en 2018 la masa salarial pública de provincias cayó en términos reales en forma más intensa que en el propio sector privado. Los gobiernos de estas jurisdicciones fueron cautelosos, aún con mejora de ingresos, especialmente los de origen nacional.

En el mismo trabajo, la Fundación Mediterránea estima que “la política salarial de las provincias estará dictada en 2019 por el proceso electoral. De hecho, en una jurisdicción ya se registraron ajustes de remuneraciones del orden del 50%”.

“En aquellas provincias de alta ponderación del empleo público en los puestos de trabajo totales, caso de las del Norte argentino, este fenómeno repercutirá en los indicadores de consumo”, agrega el Informe. En tanto que “respecto del sector privado, los puestos asociados a la agroindustria, los hidrocarburos y la minería también podrían sumarse a la recomposición salarial”, finaliza diciendo.