Por Matías Frati (@matiasfrati) – Una fuerte suba sufrió la divisa norteamericana hoy, en un contexto internacional donde el billete se apreció y los mercados emergentes lo padecieron. El BCRA subió las tasas, pero no alcanzó.

 

Poco más de un 4 por ciento se encareció el dólar, hoy, cotizando por encima de los 43 pesos en Mar del Plata. Aunque algunos atribuyen esto al clima precio electoral que todo este año se vivirá en el país, lo real es que está más asociado a factores externos que internos.

A pesar de esto, el Banco Central de la República Argentina tomó medidas directas para morigerar las escalada, y en cierto modo lo consiguió: elevó las tasas de Leliq y aspiró más de $68.000 millones de la Plaza. Así y todo, y aunque hubo una baja en el tramo final, la suba fue de casi dos pesos en Mar del Plata.

Sin embargo las tasas treparon al 52%, lo que va a provocar otro encarecimiento del crédito, que afecta a la pérdida de consumo, y el endurecimiento de los saldos por vencer para aquellos que no pagan la totalidad de los resúmenes de las tarjetas de crédito.

También las tasas de financiación de los programas de compra del tipo Ahora 12 se ven afectadas, elevando las cuotas de los productos por comercializarse.

“Parte de la responsabilidad del proceso es un reacomodeamieto de las carteras internacionales” dijo el economista Fausto Spotorno, quién agregó que “el problema es la volatilidad de la economía argentina”. Además, señaló que “el riesgo es que todo eso se combine con el proceso electoral que se avecina en el país”.

Gustavo Ber, por su lado, dijo que “se está viendo una aceleración del proceso de dolarización, tanto por factores internos (incertidumbre electoral, datos económicos) como externos (cautela y aversión al riesgo hacia emergentes)”.

A pesar de estos elementos lo que también contagió fueron los movimientos que la economía china registró en los últimos días. Esto afectó a la Argentina como a otros mercados emergentes en todo el mundo.

Otro referente del mundo bursátil, el operador Fernando Izzo destacó que la licitación de Leliq “no produjo el resultado esperado por la autoridad monetaria porque, como la oferta de dólares es escasa por el “rally” de suba de 8,55% en los últimos tres días, los vendedores aparecen tímidamente y con precios groseros”.

Para el final, vale decir que en la plaza informal, el blue subió dos pesos, a $ 42,50 en cuevas de la city porteña. En tanto, el “contado con liqui” ascendió ayer 45 centavos a $ 40,76. A su vez, las reservas del Banco Central crecieron esta semana unos u$s 5 millones hasta los u$s 68.349 millones.